Los fabricantes condenan a muerte a las ‘passwords’

Los fabricantes de dispositivos han declarado la muerte a las contraseñas alfanuméricas. Son una especie en extinción y no hay vuelta atrás. Olvidarse las passwords o claves de acceso dejará de ser un problema gracias al vigor de los nuevos accesos biométricos. La tendencia ha ganado fuerza en los últimos años, pero es ahora cuando el fenómeno comienza a avasallar. Los accesos a través de la huella dactilar, el iris o el reconocimiento facial ganan predicamento entre los grandes del sector. A los anteriores sistemas se añade la verificación por medio de la impresión de voz. El objetivo de la industria tecnológica consiste en facilitar la vida a los usuarios, para que estos no se vean obligados a memorizar contraseñas, al mismo tiempo que se refuerza la seguridad en las rutinas de autenticación. Importa mucho la fiabilidad del sistema, pero también la velocidad, naturalidad y precisión.
elEconomista tecnologia

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*